miércoles, diciembre 22, 2010

No hay nada gratuito


Parece que la gente no comprende que en este mundo nada es gratuito, solo hay dos manera de tener las cosas: pagando por ellas directamente o mediante impuestos, esas son las dos manera de acceder a los bienes. Por ejemplo cuando acudimos al medico alegremente no nos damos cuenta que las consultas o pruebas que realizamos son una gasto para el sistema nacional de Salud, el cual es pagado por impuestos como tiene que ser, pero no debemos abusar del sistema ya que tiene que ser utilizado por más personas, si sobreexplotamos el sistema este se descompensa teniendo un grave problema de financiación; por eso debemos cuidar nuestros sistemas públicos y comprender que los impuestos son la única manera conocida de redistribuir correctamente, este ejemplo lo podemos aplicar también en educación, seguridad, dependencia...
Hoy quiero defender también los bienes que no son tangibles, es decir, los bienes culturales producidos por creadores ya sean músicos, directores de cine, dibujantes... Vivimos en una sociedad hipócrita no podemos asumir que debemos pagar por aquello que podemos tocar y luego en la Red asumir que todo es de todos, que nada debe pagarse, ya que con pagar el ADSL nos creemos en el derecho de obtener toda la Cultura “gratuita” que queramos, pero tenemos que reflexionar cuando nos descargamos esa cultura quien es el beneficiado, porque lógicamente nadie da Duros a 4 Pesetas, si nos paramos a mirar vemos que todas esas webs de enlaces de descarga están llenas de publicidad, los intermediarios se lucran y los creadores no. Por eso nuestro odio visceral a todas las grandes compañías de distribución, no se ve por ninguna parte cuando la distribución y la ganancia es para estas webs de descargas, debemos luchar contra los intermediarios que se lucran de la creación de otros y proteger a los generadores de bienes ya sean físicos y culturales.
Por eso yo estoy a favor de la Ley de Economía Sostenible y de que se incluya una disposición para perseguir las descargas ilegales que perjudican a lo creadores.

Un cordial Saludo.

1 comentario:

Jose dijo...

Sabes lo que es curioso, que los políticos van como las ovejas todos en rebaño.

El día que oigo a alguien discrepar de las directrices de su partido me alegro porque creo que discrepar es sano. El dialogo también.

Ojalá llegue el día en que lea algo en éste blog donde se vea una sola discrepancia.