lunes, junio 21, 2010

Carta a los que quieren abandonar el PSOE en estos momentos:


¿Hemos perdido el norte, hemos cedido espacios públicos a la derecha, hemos caído en el desanimo? Estas son algunas de las preguntas que nos hacemos continuamente desde la izquierda, muchas veces olvidamos todo lo que hemos hecho desde el movimiento obrero, lo que hemos avanzado desde el siglo XIX, pero en nuestro DNA tenemos el cuestionarnos permanentemente, el no estar conforme con lo conseguido, el ver como traidores aquellos que dirigen nuestros esfuerzos, tenemos que recordar que personas tan importantes como Rosa Luxemburgo iniciaron una revolución contra los propios compañeros, el fracaso de la primera internacional por anteponer los intereses estatales a los internacionales.
En esta crisis lo que debemos temer no son pequeños recortes momentáneos, sino el crecimiento de los movimientos ultra-nacionalista y conservadores, los cuales ya se aprovecharon del gran Crack como el nacismo y los movimientos fascistas; desde el socialismo debemos hacer un esfuerzo por explicar que los recortes son para proteger a los que menos tienen, tendremos que vivir un poco incómodos todos, pero combatamos los discursos demagogos que ponen el enemigo en los desempleados. Sabemos bien que si en España gobernase la derecha los recortes hubiesen ido a parar en los parados, que las medidas que tomarían serian la que aumentan la exclusión social, no vamos a consentir que esta derecha destroce todo lo que hemos trabajado y a pesar de no sentirnos a gusto con las medidas sabemos que son las menos malas.
Desde esta humilde bitácora seguiré trabajando por el socialismo, por el PSOE y por nuestro actual presidente del Gobierno, ya que si nosotros somos los más críticos, no seremos los enemigos sino los compañeros solidarios. Ningún socialista abandonara al partido y al presidente en estos momentos duros, ya que lo importante es el proyecto. Quien abandone el barco en estos momentos demostrara que los intereses que le trajeron al partido son propios y no del proyecto común con más de 131 años de historia y esfuerzo. Si permanecemos unidos, habremos ganado el Futuro.

un saludo cordial.

3 comentarios:

David Santos Holguín dijo...

La derecha quiere que reduzcamos la política, que la sociedad no le guste la política que sea una sociedad pasiva que les deje manejar la política desde el liberalismo, es decir, el poder absoluto de los mercados.

Reaccionemos o nos comen.

Un besito!

SaladinuSariegu dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, confió plenamente en que la política es la solución del problema, el socialismo es el principal medio para conseguir una sociedad más igualitaria.

Hay que seguir luchando contra el poder del mercado y derrotando a la derecha en discurso e iniciativas sociales.

un abrazo ;)

Pedro dijo...

Ya lo de decía Jhon Fitzgerald Kennedy: ''La libertad política es la condición previa del desarrollo económico y del cambio social''
Tenemos un problema de modelo de Estado, en el cual el gobierno central cada vez tiene menos competencias que realmente vertebran y cohesionan ha España como son la Educación, la Sanidad y la Justicia. Tenemos unas comunidades autónomas que controlan el mayor tanto por ciento de gasto público y son realmente ineficientes por la cantidad de duplicidades y empresas públicas creadas sin ningún tipo de control. Hace falta regular la capacidad de gasto de las comunidades autónomas y para eso hace falta una reforma constitucional hacia un cambio de modelo de estado federal en el que cada comunidad autónoma tengas las mismas competencias y la misma fiscalidad y no 17 sistemas fiscales diferentes, con un estado central fuerte que garantice la capacidad de controlar la economía del país ya que este sistema autonómico actual es el asombro del mundo. Según los mejores expertos, para mantener el euro hace falta en Europa consolidar una política fiscal común o idéntica al menos en un 90% entre los diferentes países miembros. Sin embargo aquí en España se hace exactamente lo contrario, tenemos 17 políticas fiscales diferentes.
Además también hace falta una reforma de la ley electoral para igualar la proporcionalidad de votos en nº de diputados.
Todo esto se hace desde la política y estoy de acuerdo con vosotros que el problema es la política.